a viajar entre ciudades dentro del continente europeo las opciones se limitan a 4: auto, bus, avión, o tren. Casi sin dudarlo, me decidí por manejar para no depender de horarios prefijados, evitar arrastrar el equipaje a través de estaciones...